EL BUEN TRAMPERO

by Albert Roura / Miércoles, 10 julio 2013 / Published in WILDLIFE MANAGEMENT

EL BUEN TRAMPERO

En este primer número de la revista entiendo que es importante hablar de los temas más básicos que competen a la actividad que nos ocupa aquí. Para mi el más importante de ellos es la descripción de las características que ha de tener un buen trampero. Con ello no quiero decir que se nazca enseñado ni que esto que voy a exponer a continuación no sea fruto de aprendizaje y experiencia, pero si entiendo yo, que hay personas con una mayor facilidad o predisposición para ejercer esta actividad, o para alcanzar mejores cotas de éxito en el desarrollo de ella.

Hay unos principios básicos que han de ser tenidos en cuenta a la hora de describir al buen trampero.  Este debe tener una predisposición importante hacia lo relacionado con el medio natural en general como fuente de satisfacción. Buscar de manera instintiva su lugar entre los parámetros naturales, no  concretamente en el manejo o caza de animales, lo que digo es mucho más global, ha de vivir la naturaleza como parte de su enriquecimiento personal. El trampero ha de tener cierto grado de apasionamiento en la contemplación metafísica de la naturaleza como medio en el que gusta de encontrarse, de desarrollarse como persona y después como profesional. No quiero decir con ello que tenga que ser una obsesión ni un ensimismamiento filosófico, que enturbiará, a ciencia cierta, su devenir como trampero.

No es menos importante un alto nivel de habilidad manual y de capacidad de abstracción, no quepa ninguna duda de que el trampero ha de tener muy buenas dotes para los trabajos manuales en general y del mismo modo y al mismo nivel, ha de tener la capacidad de prever consecuencias derivadas de sus actuaciones, así como comportamientos en los animales que nunca han sido expuestos o anunciados.

El trampero ha de ser paciente y constante, a diferencia de en otras actividades, el éxito en esta actividad deriva de multitud de factores exógenos, que el grado de capacitación y habilidad del trampero irán minimizando, pero nunca llegaran a ser controlados de manera total. Nadie piense que sabiendo que botón apretar y en que momento concreto, la luz se encenderá. En el mundo del trampeo hay siempre multitud de botones y un sin fin de cables que llegan a la bobilla y no siempre que apretemos funcionará.

Otra característica innata que ha de tener el buen trampero, es el realismo. En el mundo de la naturaleza saber que nada es previsible y todo es esperable es muy importante. Hay que ser realista a la hora de fijar los objetivos y ser consecuente con el grado de complejidad a la que nos enfrentemos. Si no es así nos asaltará la decepción y el desánimo, no tanto por la falta de resultados, sino por la falta de digestión de los mismos. Tenemos que vivir con la seguridad de que podemos equivocarnos y lo que es mas difícil, con la seguridad de que sin equivocarnos también podemos fracasar. No busquemos en nuestras técnicas el error, que también, ya que como dije antes aun haciendo las cosas perfectas siempre habrá factores que estén fuera de nuestras manos que nos harán fallar. El trampeo es una “ciencia inexacta”.

A mi juicio el trampeo es una actividad compleja en la que han de manejarse conceptos que no están previamente prefijados. Si en otras actividades la precisión, el conocimiento, la experiencia, la constancia, la paciencia, la observación, la meditación, la auto crítica, la predisposición, son importantes, en el caso de la actividad que nos ocupa no son virtudes suficientes. Además tendremos que manejar conceptos abstractos y prever conductas y situaciones ajenas al espíritu humano, que determinarán el grado de satisfacción que alcancemos.

En resumen ser un buen trampero no dependerá solo de nosotros y de nuestro grado de implicación en el proceso de aprendizaje. Ser un buen trampero es algo que nos colocaremos como meta y destino en nuestra actividad, sabiendo que siempre estará así, como el primer día, en el horizonte al que nos dirigiremos, para nunca llegar.

Paco Montoto
Eterno aspirante a “buen trampero”

Etiquetas / Tagged under:
  • Tweets